¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Los espejos en las mamparas de baño y en las cabinas de ducha

El espejo se consigue mediante la tintura de un cristal con nitrato de plata (proceso químico), después esa capa de plata se recubre con una capa de pintura protectora. Su utilización en las mamparas de baño y cabinas de ducha cada vez es menor, aunque fue una moda impuesta hace varias décadas, cuando todavía se usaba poco la técnica de templar el cristal. Sobre todo, porque utilizar vidrio común en una mampara supone un gran peligro en caso de rotura. Así que el cristal-espejo se refuerza con una contrapacha de aluminio o acrílica que va sellada, de manera que si el vidrio rompe sea más dificil que caiga seccionado en grandes partes.

El vidrio templado, uno de los tipos considerados de seguridad, se realiza mediante un horneado a 650º aproximadamente de las láminas de vidrio. Una vez los vectores del cristal se tensionan por igual se consigue una resistencia 4 o 5 veces mayor que con el cristal común, además de una rotura en pequeños fragmentos cúbicos, evitando asi los grandes fragmentos agudos y peligrosos. Lo que no permite modificarlos en medida o perforarlos, una vez templados.

En Camarbax consideramos que

lo más seguro y duradero sería utilizar la base de un cristal templado para realizar el espejo, de esa manera nos garantizaría una rotura segura. Aunque es algo que en la práctica no se está realizando, debido al coste elevado que supondría. Pero, ¿quien dice que no se acabe materializando?. No sabemos como afectarían en tal caso los cambios térmicos al nitrato de plata, y por lo que actualmente no se garantizan los espejos, pero sin duda por la resistencia del cristal templado seguramente el nitrato de plata sobre una base resistente a los cambios térmicos estemos hablando de una mayor durabilidad y sobre todo seguridad ante un impacto o rotura.

 

 

 


Compartir en whatsapp
Qr Code